follow me:

ECLIPSE DE LUNA TOTAL Y LUNA LLENA EN ARIES 8 octubre

Este eclipse total de luna es el segundo de una serie de 4 eclipses que iniciaron en abril de 2014, donde la luna llena será cubierta por la sombra de la tierra dándole una coloración rojiza a la luna… (este fenómeno se llama tetrada).


Las lunas rojas o lunas de sangre por mucho tiempo fueron vistas con desconfianza por los ancianos, pues en efecto ellas despiertan una poderosa fuerza oscura, nos sumergen en nuestras sombras, en esas partes de nosotros mismo que relegamos en nuestras profundidades, pues nos atemorizan, nos dan miedo pero sobre todo que nos envuelven en un sufrimiento profundo algunas veces inexplicable.


La configuración astrológica es fuerte, la luna en Aries en conjunción con Urano acentuado el trígono de fuego nos habla de esta fuerza guerrera en nosotros, de sus pulsiones profundas que algunas veces nos dan ganas en ciertas situaciones de sacar nuestra espada y defendernos, pues nos sentimos heridos o atacados. 


Una fuerza de fuego puede habitarnos dándonos el impulso de osar tomar riegos, de osar afirmar nuestra individualidad profunda al actuar de forma atípica al margen de toda regla establecida…


Por lo tanto el Sol en Balance en conjunción con Venus, Pallas Athéna y en el nudo norte de la luna nos muestra que el camino es aquel de la armonía, de la paz y del equilibrio …nos invita a encontrar nuestra luz en la mesura, de no reaccionar a los eventos con la fuerza o la brutalidad….


Se trata de encontrar nuestro justo poder, no aquel que aplasta o que se define al medirse con otra persona sino aquel poder interior que nos atemoriza a menudo, aquel que surge de un alineamiento profundo con nuestra autenticidad.


Esta presencia en nosotros que está justo en su lugar en el mundo, ni por encima, ni por debajo, que irradia una luz que atrae hacía sí misma. Este eclipse total de luna nos habla verdaderamente de las energías de transformación (acentuadas por el cuadrado Plutón/Urano), pero también con Mercurio retrógrado de introspección, para ir a ver en nosotros yendo en busca del conocimiento en nuestro interior, cortándose un poco por el flujo de informaciones incesantes que recibimos cada día.


Por otro lado, la luna roja nos habla de nuestro anclaje, de nuestro sentimiento profundo de estar conectados con la Tierra Madre pudiendo ser una buena madre para nosotros, pues todas las energías de fuego del momento pueden desconectarnos de nuestro centro, de nuestras raíces y nosotros caemos entonces en los esquemas complicados mentalmente y emocionalmente, el fuego nos quema del interior mientras que debería simplemente hacer que surjan nuestras alas…pero para ello se requiere que la pista de aterrizaje sea segura…


Sí es un momento fuerte que puede revolvernos el estómago, puede hacer resurgir nuestras heridas y sufrimientos escondidos, seremos sin dudas muchos los que sentiremos estas emociones a flor de piel, pero también tendremos la fuerza necesaria para ser amazonas de luz y para no reaccionar a las pruebas de una manera violenta hacia a los otros pero sobre todos a nosotros mismos, al juzgarnos, autocriticarnos…


Gracias


Propongo ofrecer una lectura del tema completo, para ello solo tienen que comentar y compartir el artículo, lo echaré a la suerte y publicaré el resultado en mi pagina Facebook el 10 de octubre.

Caroline xx

caroline moye

caroline@carolinemoye.com

Antigua Guatemala